22 noviembre 2010

Diván

Escenario:

Voy a ver a mi papá que canta en un coro desde hace dos años, es algo informal, en la casa de una compañera. Un ph grande, el coro se acomoda en el living. Pocos familiares. Algo intimo. Y quien entra a ver el coro tambien? Mi psicólogo. Fue realmente terrible. Nunca imaginé semejante situación. No se los recomiendo a nadie. Él con su mujer, y sus dos hijos. Luego de siete años, sucedió. El mundo es un pañuelo. A su hija le gusta también cantar en un coro...

6 comentarios:

Julieta dijo...

ayyy noo! que terrible! contá más... el se puso nervioso? descarto que vos sí-
Se te desdibujó su imagen de superhombre al verlo rodeado de la familia?

besos,

J

vero mariani dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJJJAJAJAJJAAJ ves por qué no hago terapia? jajajaajaj!

sos lo más!

Clara dijo...

Introduccion al estudio de situaciones bizarras: Encontronazo con mi Psicologo, Parte I.

(Agradece que no era el ginecologo)

Sobes y buen feriado!

Pepita dijo...

Jaja, GCcita, a mí me pasó pero alrevés. Hace un tiempo me encontré un domingo a una paciente, con su nene, jugando en la misma plaza que estaba yo con el mio. No sé para quién es más incómodo, eh!Pero nada grave, es hasta simpático verse en otro ámbito.

Flor dijo...

Nooooo!!!! Que momento! Mezcla de "Tragame tierra" y curiosidad...

SOL dijo...

No!! que feo momento!! cómo siguió?