18 noviembre 2006

Cartas sin marcar


Desde hace años que me encuentro cartas tiradas por la calle...acá las presento en sociedad.

11 comentarios:

Dracula con Tacones dijo...

Te encontraste unas buenísimas!!!

+ Feliz que la mierda! dijo...

por ahi deberias sacar un promedio y jugarle a la quiniela...

wallyzz dijo...

Es Increible esa coleccion, por lo que veo no hay ninguna de "Yu-gi-ho"
en casa existen miles de esas, en cualquier momento paso por tu casa y tiro alguna, Abrazo Barajeril...

Lluna de foc dijo...

es curioso que te encuentres cartas! Bonita colección!

Besos

cronopio antiheroe dijo...

AL FIN ESTO SE ACTUALIZA!!!

truco!!

yo encuentro fotos...

SAludos...

Gise dijo...

¿Y las empezaste a coleccionar?

Qué bueno! :D Me gusta, me gusta. Suena interesante.

Saludos :)!

...FCK... dijo...

me recordó a esto.
http://www.fotosencontradas.com.ar/

Mariano dijo...

Es Genial lo de las cartas, me encantan estas cosas, que devuelven la magia a lo cotidiano, bah o no permiten que la pierda

Besos prima!!!

aLE dijo...

Hola!
Antes que nada esto es muy loco. La verdad creía que era el único de demente que hacía estas cosas. Y la verdad es algo un poco pretencioso, porque en un mundo con más de 5.000 millones de personas, que las historias, las costumbres y las locuras se repitan no es tan raro. Pero de ahí a enterarte que lo que a uno lo hace particular no es tan así, es otra cosa.
Alguien me había contado que en "Sex and the city" había un personaje ocasional que tenía esa costumbre, de encontrar cartas y juntarlas. Lo estuve rastreando y encontré tu blog.

http://sobraunboton.blogspot.com/2008/02/magia-segunda-parte.html?showComment=1203424860000

Parece que somos varios los que tenemos esta costumbre. Te cuento sobre mi relación con las cartas.
Todo parece que empieza de chico, según me cuentan mis familiares. A los tres o cuatro años viviendo en Caballito, en un depto que daba a la calle, cometí la travesura infantil de tirar un mazo de cartas por el balcón a la calle. Me lo repitieron mil veces, entre esas historias que cuentan de cuando sos chico, y te hacen avergonzar frente a tus amigos o novias. Entonces parece que la idea me quedó picando, recuperar aquellas cartas que tiré...
A mitad del 2001 encontré mi primera carta, el As de Espadas con el logo de Quilmes en el reverso. Toda una señal. La carta más grossa, junto con la marca más conocida de cerveza. La guardé en la billetera, pero un día la perdí. No sé que pasó, qué habré sacado, que se cayó y volvió a ser libre.
Pero en junio del año siguiente volví a encontrar otra carta, tirada frente a la librería el Ateneo en Santa Fe. La guardé bien y decidí empezar una colección. Me impuse juntar todo el mazo de cartas españolas. Con una sola regla, si encontraba varias cartas sólo tomaba una. Para tener variedad y darle más tiempo a completar la colección. Claro, soy un obsesivo, ya lo sé. Pero es así.
Entonces cada vez que veía un mazo, o parte de él, desparramado por la calle nada más agarraba una y seguía viaje.
Así llegué hasta fin del año pasado, cuando logré completar el mazo. Muchas repetidas, muchas sucias, muchas en pedazos, pero tengo el mazo de cartas españolas completito. En el camino empecé a juntar cartas de poker, de autos, cajas y hasta la tarjeta de un local dedicado exclusivamente a vender naipes. Con motivo de la culminación de esta primera colección, ya que me faltan las de poker, hice una fiesta con amigos y curiosos invitados. Hubo exhibición de la colección y posterior publicación en Facebook de las fotos del evento. En mi caso mirar al piso, a los pies de la gente es una costumbre, soy diseñador de calzado, así que suelo hacerlo. La gente, cuando se entera no me cree, supongo que te pasará lo mismo. Pero muchos de ellos se han encontrado cartas, que me regalan y que forman parte de una colección paralela de cartas donadas. Mi humilde teoría para explicar el por qué de tantas cartas en la calle tiene que ver con que no hay nada más inútil que un mazo de cartas incompleto. Nada más sin sentido que guardar un mazo al que le falta el seis de bastos. Por eso es que las cartas terminan en la calle, sin dueño y esperando a locos como nosotros que las juntemos.
Te mando un beso y un gusto conocerte.

aLE

Sir dijo...

Me pasa lo mismo desde hace un par de años, pero tengo yamas de 100, y las que no levante.
Para curiosidad o burla de otros, me surgio un sistema de interpretacion, llamese sugestion o no, me aparecen en momentos, especiales y de algun modo me inspiran una respuesta, algunas de las cuales la verdad me superan, pero a la larga tienen una logica que me resulta innegable.
Puede que te pase igual o que solo las encuentres como coleccion.
Esntiendo el comentario dle mazo inutil sin una carta, pero me encuentro cartas aisladas pocas veces mazos.
Suerte con o tuyo.

Lou dijo...

yo tengo a Alex del quién es quién en mi billetera, también recogido de la calle. lo llevo como amuleto.